“En setiembre debemos tener listo un hotel de 4 estrellas en Chiclayo”

“En setiembre debemos tener listo un hotel de 4 estrellas en Chiclayo”

Proyecto del Grupo MAK se enfoca principalmente hacia el segmento ejecutivo bajo el concepto boutique. Ingresarán de manera activa al negocio del retail con centro comercial.

Vanessa Ochoa Fattorini

Aunque su negocio sigue siendo el del corretaje de viviendas, la empresa ha decidido generar sinergias que a su vez dinamicen la presencia del grupo y con las cuales ganará nuevos mercados en los próximos años.

El grupo MAK se mantiene en la división inmobiliaria pero se ha empezado a abrir hacia otros negocios, ¿hacia dónde apuntan?

Nuestro foco está en el negocio inmobiliario y a raíz de ello encontramos oportunidades en el mercado para diversificar las inversiones a fin de crear sinergias en las diferentes empresas. Ya estamos en sectores como gastronomía, retail, bodegaje industrial, entre otros, y ahora estamos ingresando a hotelería.

¿Cuándo estarán concretando su ingreso a este nuevo negocio?

Es un proyecto de hotel cuatro estrellas que vamos a desarrollar a Chiclayo (Patazca) y que debería estar listo en setiembre. Nuestra idea es enfocarnos al segmento corporativo y operarlo nosotros, bajo un manejo tipo boutique, con 35 habitaciones e instalaciones acordes, como spa, gimnasios, entre otros. Eventualmente, no se descarta en los fines de semanas explotar el rubro turístico.

¿Llegarían a otras ciudades?

Lo ideal es empezar con uno para ver cómo nos va. Tenemos que hacer crecer el concepto, modularlo y hacerlo crecer.

¿Cuál es la apuesta en el área de bodega industrial?

Se dio una subasta pública y pudimos adquirir un terreno de 200,000 m2 en la Av. Gambetta; ahora estamos viendo el terreno para nivelarlo y sacar lotes mínimo de 10,000 m2. Teniendo en cuenta la necesidad de terrenos para bodegaje en la zona, vemos mucho potencial.

¿Comprarían nuevos terrenos para bodegaje?

Nosotros vemos oportunidades y las que tenemos las compramos y buscamos desarrollarlas en el momento adecuado. Eso nos ocurrió con Chilca, donde adquirimos el terreno hace cuatro años y ese momento no era el indicado para desarrollarlo. Hoy es el momento.

¿Cuál será la oferta total para Chilca?

Es un terreno de 20,000 m2, a una cuadra de la Plaza de Armas donde, además de vivienda, pensamos hacer un pequeño centro comercial, el cual podemos hacerlo nosotros o buscar un operador. En esa zona no hay centro comercial, y buscamos llevar oferta de entretenimiento (cines) e incluso oficinas. La población va en aumento y consumirá más, por eso vamos a llevar la oferta.

¿Cuándo estaría en marcha el proyecto?

Debemos lanzarlo hacia el segundo semestre del 2017. Por ahora vamos a lanzar la parte de vivienda en esa zona, en la cual apostamos a que la venta sea a las mismas empresas que están teniendo presencia en Chilca.

¿Qué papel cumple MAK en esta operación?

Vamos a conseguir quien adquiere el edificio completo y contratar un constructor para la edificación. Nuestra parte como MAK será ubicar la oferta y la demanda.

Ustedes ya tienen experiencia en el retail ya que representan una marca como Melissa para un público AB…

Es una marca de calzado brasileña, de diseñador, con un buen marketing, y que nos ha dado buenos resultados no solo para mujeres sino también para niños. Ahora estamos en el Jockey Plaza y en Real Plaza Salaverry, pero el objetivo no es lograr ventas masivas, sino mantener la exclusividad de boutique.

¿Podrían sumar otra marca?

Sí, lo estamos evaluando pero no en calzado sino en otras líneas. Lima es una plaza interesante por la exigencia en calidad, moda y precio.

¿Hay otros planes en el rubro retail?

Tenemos el proyecto de un local de venta de muebles de marcas europeas y americanas para un segmento A. Es una tienda multimarca, para muebles de diseñador, queremos que sea un local top y el primer local está en Salaverry con Pezet, que debería estar listo en un mes y medio.

¿Hay otras zonas donde podrían llegar?

Eventualmente podría ser La Molina o zonas cercanas y alternativas en provincias como Arequipa o Chiclayo, incluso el hotel puede ser un showroom para la parte de muebles.

 

La Vaca Loca y Caplina rumbo al exterior

Otros de los negocios con potencial es el gastronomía. Ahí está presente el Grupo MAK a través de dos marcas; La Vaca Loca y Caplina. En la primera, ya contaban con un porcentaje de participación y recientemente acaban de hacerse del 100% de acciones. Con la marca que cuenta con un local en Larcomar, Ackerman tiene la mira de salir hacia otros malls. “El concepto ha caminado en centros comerciales por el flujo de gente y se evalúa llegar a La Molina, en algún proyecto de mall y, eventualmente ir a la zona del centro de Lima que está buscando una oferta como la nuestra”, refirió.

Con Caplina, donde el ejecutivo es socio del local de Santa Cruz, la idea es crecer paralelamente a aprovechar el concepto de noche. “Queremos ver cómo avanza este local y para inicios del 2017 ya ver el abrir uno nuevo”, precisó, y las zonas que evalúan podrían ser Los Olivos y La Molina.

En tanto, la marca tiene potencial de llevarse al exterior a destinos como Chile, pero no a través de franquicias sino con un socio local, con el fin de cuidar la marca.

 

Fuente: Gestión / 6 de junio del 2016

Comparte:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts

Compare